Recorrer Barcelona en bicicleta es mucho menos agobiante que ir caminando. Podrá recorrer la ciudad de una punta a otra en poco tiempo, yendo tanto por carriles bicis, por carretera o incluso por la acera andando si la gente impide el paso. ¿Lo mejor? Que podrás aparcar tu bicicleta con un candado en cualquier esquina para visitar monumentos o hacer alguna parada sin tener que pagar parkings ni pasarse horas buscando aparcamiento.

La ciudad, tiene muchos rincones secretos, mas bien ocultos, calles estrechas algunas fuera del centro turístico, estos rincones ocultan historias, arte y belleza que pocas veces tenemos acceso, en coche nunca iríamos, caminando tal vez sea muy lejos, pero en bicicleta llegamos, seguro !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *