Parece difícil de creer pero hay muchos adultos que no saben mantener el equilibrio en una bicicleta. Una mala experiencia en la infancia, un accidente o un miedo incontrolable pueden ser algunas de las causas. Y si bien hay quienes no desisten en su empeño por aprender, son más los que abandonan porque creen que -definitivamente- montar en bici no es lo suyo.

Por suerte, sí existen bicicletas diseñadas para ellos. Son los triciclos eléctricos que  además de ofrecer estabilidad y comodidad gracias a sus tres ruedas, cuentan con un motor de 250W y una batería de 36V. ¿El resultado? Una autonomía de 30 a 50 kilómetros y la posibilidad de sentirse libre y seguro.

Los triciclos cuentan con dos cestas (una adelante y otra atrás) y su manillar puede permanecer rígido, para mayor estabilidad, o se puede girar treinta grados hacia los lados, para maniobrar mejor.

También existe la opción B: es el triciclo para adulto, convencional, con ruedas de 20″, 24″ y 26″ de diámetro

De manera que ya no hay razones para huir de las bicicletas. Un triciclo, eléctrico o convencional,  puede marcar la diferencia para una persona a la que le cuesta mantener el equilibrio y además, contribuir a la sostenibilidad ambiental.

Autor: Zulma Sierra  ( LinkedInTwitter)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *