La bicicleta es una opción muy buena para hacer recorridos cortos en familia, incluso con hijos pequeños, para desplazarse por lugares públicos, parques o caminos de montañas.

La bicicleta es una gran aliada de la economía doméstica, usarla representa un ahorro en combustible, transporte público y un vehículo propio. Los costos que puede ocasionar el uso de la bicicleta son de 50 veces menores a los de andar en coche. De igual forma, el mantenimiento de este medio de transporte es mucho menos costoso.