Esta ciudad, se distingue por sus playas. En Vilanova i la Geltrú podrá disfrutar de más de 4 km de playas de arena fina y con una anchura excepcional que permiten desconectar de todas las preocupaciones. Las aguas poco profundas, los servicios de los que disponen las playas y la falta de masificaciones convierten el litoral en un espacio único de la Costa de Barcelona.

La propuesta, es una ruta en bicicleta de larga distancia, por lo que se deberá estar entrenado ya que se recorrerán poco más de 100 kilómetros en bicicleta.

Se inicia el recorrido desde Els Jardinets de Grácia (Los Jardines de Grácia), una plaza muy concurrida del centro de Barcelona, que es donde comienza oficialmente el barrio de Grácia. Justo en la acera opuesta al Palau Robert.

Se va por la avenida Diagonal hacia la Plaza Francesc Macia, buscando el final de la Diagonal y salir de Barcelona.

Una vez, ya fuera de Barcelona, cruzaremos por diferentes poblaciones, Esplugas de Llobregat, Cornella de Llobregat, Sant Boi de Llobregat, Gavá, Casteldefels y ya pronto nos encontramos con Las Costas del Garraf.

Durante unos 7 kilómetros, estaremos por la carretera del Garraf que nos llevará hasta Sitges, es una carretera que va recorriendo toda la costa mediterránea, con unos paisajes increíbles del mar, se disfruta el olor de las playas y la brisa mediterránea de una manera muy especial. Una carretera muy concurrida por ciclistas, es fácil encontrar muchos ciclistas por esta costa.

Luego se llegará a Sitges, se atraviesa la ciudad en dirección a nuestro ojetivo, Vilanova i la Geltrú. En este punto, ya nos alejamos un poco de las costas, ya no tendremos vistas de la playa hasta que no lleguemos a nuestra destino.

El regreso, es prácticamente el mismo recorrido, a diferencia de que cuando lleguemos a Casteldefels, desviaremos por la autovía, un recorrido mas directo a Barcelona.

 

 

 

nivel de dificultad    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *